¿Cómo debe ser una buena web corporativa?

Gracias por compartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Una web corporativa es la principal herramienta de cualquier empresa o negocio para tener visibilidad. En la era digital la presencia en internet es indispensable, pero solo será efectiva si se hace de una manera profesional y dirigida a consolidar la imagen de marca. Sobre ella, se construirá la identidad digital de una organización, complementada con perfiles en redes sociales, campañas de anuncios en internet, acciones de e-mail marketing, etc. Pero, si la base falla o no está bien diseñada y construida, lo demás no servirá de nada.

En este artículo queremos analizar los aspectos fundamentales de una web corporativa eficaz, para que ayuden a una empresa a conseguir sus objetivos.

¿Para qué sirve una web corporativa?

Una página web corporativa es la referencia principal de una empresa, dentro y fuera de internet. Hoy en día, un negocio sin presencia en la red genera desconfianza en los usuarios, ya que se trata del escaparate donde las marcas se muestran al mundo. Precisamente por ello, debemos poner especial atención a la hora de crear nuestro sitio web para que refleje, exactamente, aquello que queremos mostrar de nuestro negocio.

Una web corporativa también es el principal canal de comunicación que tiene una empresa para comunicarse con sus clientes reales y potenciales. No hace falta ser un sitio de comercio electrónico para disponer de web: cualquier negocio, sea del tipo que sea, debe cuidar su identidad digital y preocuparse de tenerla disponible. Servirá para contar quiénes somos y qué ofrecemos, pero también para que los usuarios puedan contactarnos, consultarnos o conocernos.

Para conseguirlo, debemos disponer de un sitio moderno, bien diseñado, con las funcionalidades justas y bien definidas, que sea fácil de navegar y muy atractiva para el usuario. Por otro lado, para que cumpla bien su función, el sitio debe estar adaptado al SEO, su diseño debe ser óptimo para acceder desde cualquier dispositivo y es necesario que creemos una buena estrategia de contenidos que nos ayude a hacerla bien visible.

Si la web de tu empresa no cumple con estos parámetros, no está haciendo bien su función y puede hacernos perder dinero.

¿Qué debe contener una buena web corporativa?

Hay secciones que son imprescindibles e indispensables para cualquier tipo de negocio:

Página de inicio: es la puerta de entrada y la que invitará al visitante a conocernos. Debe mostrar de forma clara y sencilla todo que lo que hay en ella, a través de un diseño sencillo y de enlaces que ayuden al usuario a llegar a lo que está buscando. Quiénes somos: esta sección es nuestra tarjeta de visita digital. Todo usuario debe poder conocer, si lo desea, quiénes somos, a qué nos dedicamos y qué ofrecemos. Contacto: nombre, dirección, teléfono, ubicación y un formulario preparado para que el usuario pueda comunicar con nosotros. Debemos dar sensación de apertura, transparencia y disponibilidad.

Además de estas 3 secciones básicas, puede ser muy efectivo disponer de un blog que nos ayude en el posicionamiento, así como un catálogo online de productos y otros apartados que ya dependerán del tipo de negocio que gestionemos.

Por otro lado, hay que prestar mucha atención a determinados aspectos del sitio web:

  • El diseño: actual, moderno, atractivo y dinámico, pero sin excederse. Todo, en su justa medida. Y debe ser responsive, es decir, apto para smartphones o tablets.
  • La usabilidad: la clave está en proporcionar al usuario una experiencia agradable dentro de la web corporativa. De ello depende que se quede más tiempo en nuestro sitio y que encuentre lo que busca. También los motores de búsquedas valorarán este aspecto y, si está bien definido, nos harán más visibles.
  • El SEO: indispensable para posicionarnos en internet. Una web corporativa debe incluir las palabras claves que definen nuestro negocio, estar bien estructurada, enlazar correctamente con contenidos fuera y dentro del sitio, etc. De lo contrario, buscadores como Google nos restarán visibilidad.
  • La comunicación digital: desde nuestra web, deben abrirse canales de comunicación con los usuarios. No solo el formulario de contacto, también hay que vincular el sitio con nuestras redes sociales, dar opción a compartir contenido o recoger comentarios, etc. Así y desde aquí, se construye la identidad de una marca en la red.
  • Los contenidos: bien presentados y redactados, apoyados en imágenes y vídeos y basados en una estrategia.   Si tienes dudas al respecto o necesitas que alguien te ayude con tu web corporativa, contacta sin compromiso.

Somos expertos en la comunicación digital de las empresas.

Gracias por compartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nueve + 11 =

CONSÚLTANOS

Contact Form
Por favor, ingrese su nombre.
Tu dirección de e-mail.
El mensaje que quiere enviarnos.